Andrés Vázquez de Sola dialoga con Daniel Heredia

Andrés Vázquez de Sola es un humorista gráfico, periodista, ilustrador y pintor gaditano conocido tanto por su actividad artística como por su activismo político de izquierdas, que le llevó a exiliarse durante el franquismo en París. En esta ciudad alcanzó fama como colaborador del popular semanario satírico Le Canard Enchainé y, posteriormente, en los periódicos Le Monde, Le Monde Diplomatique y L’Humanité.

Considerado maestro de viñetistas y del periodismo gráfico, Vázquez de Sola comenzó su trayectoria profesional en el diario Patria de Granada. Militante del Partido Comunista desde 1951, su ideología le costó padecer la censura, además de despidos y deportaciones. Primero se vio obligado a abandonar el diario Madrid y posteriormente Televisión Española, donde participaba en el programa Sábado Noche dibujando caricaturas de los participantes. En 1959 Vázquez de Sola decidió huir de España. Tras unos duros inicios en la capital francesa en los que durmió bajo los puentes del Sena y trabajó como peón de albañil, la publicación del dibujo titulado ‘La Gran Corrida Franquista’ en Le Canard Enchainé obtuvo un gran eco y le sirvió para alcanzar la estabilidad profesional. Una vez consolidado como dibujante satírico y político, comenzó también a explorar su faceta de pintor con lienzos al óleo.

A la muerte de Franco regresó a España, colaborando en publicaciones como Madrid, Triunfo, la nueva etapa de La Codorniz o el semanario El Cocodrilo (que puso en marcha y dirigió brevemente), aunque posteriormente se fue alejando paulatinamente de las viñetas y del periodismo para centrarse en la pintura. Ya en el siglo XXI colaboró ocasionalmente con publicaciones como El Conciso o Mongolia.

Su figura fue rescatada del olvido en el documental Trazos de una vida (2013) dirigido por Pablo Lara y Manuel Broullón. Entre otros galardones recibio la Medalla de Andalucía 2014 y el premio L’Ilustrad’Or de la APIC en 2015.